Blog post image

5 errores más comunes en la gestión hotelera

Imagina que es verano. Tu hotel está listo para una temporada fantástica. Las habitaciones son hermosas, brillantes y con ganas de recibir nuevos huéspedes. Sabes muy bien que tu región es un destino turístico popular y esperas que las reservas vuelen por sí solas ... pero no sucede. Este problema les ha sucedido a muchos gerentes en algún momento de sus carreras, pero ¿por qué es así?

En esta publicación, cubriremos las 5 áreas más relevantes en las que los gerentes de hoteles cometen errores, pero no deberían si quieren tener un negocio rentable. Estos incluyen el equipo y su formación, la gestión de ingresos, la experiencia de los huéspedes, el sitio web y la comprensión de tu oferta desde el punto de vista del cliente. Sin más preámbulos, vamos!

Sin »team-building«

Desarrollo de una buena relación con los miembros del equipo es un factor clave en la gestión. Conocimiento de los empleados puede provocar que un manager responda mejor a las necesidades de los empleados. Los directores deben lograr un equilibrio que les permita liderar a los empleados sin destruir el empoderamiento de los empleados. Cuando las cosas van mal, los directores deben ser los responsables.

El equipo y tu tenéis el poder de hacer que la estadía de los huéspedes sea realmente memorable. El proceso comienza con la contratación. Necesitas personas con personalidad y carácter fuerte que se adapte al estilo de la marca. Una vez que tu equipo esté completo, debes asegurarte de que funcione como una sola unidad. Organiza reuniones de equipo y realiza un seguimiento del rendimiento del equipo. ¡Hazles saber que tienen la capacidad de influir la estadía de los huéspedes más de lo que imaginan! Haz que se sientan como una parte integral de la organización. Involucra a otros miembros del equipo en su proceso de toma de decisiones para asi desarrollar un sentido de comunidad y democracia. Enfatiza cómo el trabajo del equipo contribuirá al éxito general.

Mala gestión de ingresos

Considerar las tasas de descuento como una manera efectiva de aumentar los ingresos, no tener un plan de distribución, no recopilar opiniones y comentarios, seguir los precios de los competidores ... estos son algunos errores comunes en lo que respecta a la administración de ingresos.

Los descuentos pueden ayudar a aumentar la ocupación. Pero es probable que los hoteles que ofrecen tarifas bajas pierdan la batalla a largo plazo contra los competidores. Los hoteles que establecen precios bajos tendrán dificultades para reaparecer con tarifas más altas, ya que los clientes ya los perciban como hoteles de baja calidad.

Además, debes tener un plan de distribución que te indique qué canales son más beneficiosos para el flujo de caja. Debes respaldar más estos canales. Las OTA pueden generar ingresos valiosos si se administran adecuadamente.

Administrar el rendimiento y la eficiencia de las operaciones diarias es una tarea difícil. Para poder administrar bien los ingresos, necesitas un sistema de administración hotelera que satisfaga tus necesidades, optimice el flujo de trabajo y te ahorre tiempo mientras aumenta los ingresos. La solución de hoteliga incluye calendario de reserva interactivo, control de ingresos, selección de informes, gestión de lealtad y más. ¡Pruébalo!

Proporcionas una habitación en lugar de una experiencia

La cama y wifi solía ser suficiente para conseguir una opinion positiva de un huésped. Hoy en día, sin embargo, debes ser capaz de crear un vínculo emocional con tu marca. Hay cientos o miles de opciones disponibles, y si no puedes ofrecer al cliente algo de lo que valga la pena hablar, ¿por qué elegirían tu hotel? En la era moderna, donde las reservas son dictadas por opiniones online, tienes la oportunidad de crear un fuerte espíritu social y ambiente que van a atraer al viajero moderno.

Debes ser flexible, social y saber crear una experiencia personalizada para cada uno de tus huéspedes a fin de seguir jugando un papel importante. La orientación al servicio es clave. Significa salir de tu camino para satisfacer las necesidades del cliente, estar disponible en todo momento y monitorear la satisfacción de los huéspedes. Además, debes asumir la responsabilidad de todo lo que sucede antes, durante o después de la estadía del cliente.

Establece la atmósfera positiva comunicándote con los clientes antes de que lleguen. Intenta entender sus gustos, aversiones y preferencias. No olvides agregar un toque personal, como reproducir su canción favorita en su habitación o tratarles con galletas o frutas. La relación entre el cliente y el personal debe ser cálida en todo momento.

Sitio web mal diseñado

Los viajeros querrán saber cómo son las habitaciones antes de reservar. Asegúrate de proporcionar muchas fotos auténticas del alojamiento. ¡Evita fotos de archivo! Tu página de inicio debe tener el mismo eco que la verdadera experiencia, y si utilizas fotos antiguas, seguramente no le hará ningún favor a tu brand.

Incluso si proporcionas fotos increíbles, algunas personas todavía se sentirán incómodas al reservar vacaciones online. Por lo tanto, debes incluir reseñas del hotel en tu sitio web. Tus clientes confían más en sus pares que en tu comunicación. Las revisiones son cruciales para demostrar que se puede confiar en tu hotel. Además, se pueden usar para mostrar la experiencia extraordinaria que ofreces. Para saber cómo alentar las reseñas, ¡lee una de nuestras publicaciones anteriores!

Por otra parte, ¡está absolutamente seguro de que has optimizado el sitio web para los motores de búsqueda y de que el sitio web se carga rápidamente! Un sitio web lento casi seguro alejará a los clientes. Es importante tener imágenes, pero si el sitio es demasiado gráfico, puede aumentar el tiempo de carga. Asegúrate de que las imágenes estén comprimidas y optimizadas para obtener el mejor aspecto y tiempos de carga.

Otro error que cometen muchos directores de hoteles es olvidarse de un llamado a la acción. El objetivo del sitio es alentar a los clientes a consultar sobre el hotel y al final hacer una reserva a través del sitio web. Si proporcionas fotos maravillosas y un montón de contenido informativo, pero no incluyes un llamado a la acción que lleve al visitante a reservar o preguntar, ¿cuál es el punto?

No lo olvides: los usuarios realmente no leen la página de inicio. Se desplazan a través de la página y buscan la información que sea más relevante para ellos. Si no pueden encontrarlo rápidamente y con un esfuerzo mínimo, visitarán otro sitio. ¡Asegúrate de que el camino hacia la última página de reservaciones sea lo más rápido y sencillo posible para tu nuevo huésped!

No ponerte en el lugar del cliente

Analiza los procesos y descubre cómo pueden satisfacer mejor a tus huéspedes. Las personas son únicas, las situaciones son diferentes y las emociones muchas veces entran en juego. Por ejemplo, si ninguno de los huéspedes viene a desayunar el fin de semana, es posible que terminas el servicio demasiado pronto. Además, si el check in es ineficiente y exige demasiada información innecesaria, deberás refinar los procesos con tu personal para que la experiencia sea más fluida y agradable. Es una trampa bien conocida seguir ciertos procesos simplemente porque los has hecho durante años. Es necesario adaptarse a las necesidades de tus huéspedes – y estas cambian. ¡Pero para hacerlo, necesitas saber cómo viven la estadía en tu hotel!

Si deseas lealtad, debes analizar la experiencia del cliente de manera integral e identificar los vacíos (como problemas de pago, asistencia deficiente del cliente, habitaciones sucias, etc.) y tratar de eliminarlos.

Gracias por leer nuestra publicación donde hemos examinado las áreas clave donde los directores de hoteles tienden a fallar. Asegúrate de evitar tales errores y proponer una experiencia extraordinaria que hará que tus huéspedes deseen regresar a tu hotel.